Con la entrada en vigor el 1 de enero de 2016 del nuevo baremo de indemnizaciones por accidentes de tráfico se despenalizaron las faltas por imprudencias leves en accidentes de tráfico.

Esto quiere decir que hoy día, si sufres un accidente de tráfico probablemente no sirva de nada poner una denuncia ante la Policía o los Juzgados ya que casi con toda seguridad será archivada. Las únicos accidentes de tráfico que si pueden proseguir por la vía penal son aquellos donde se ha producido una imprudencia grave, o donde ha existido positivo por alcoholemia o drogas en alguno de los implicados.

El resto de accidentes de tráfico hoy día deben ir por la vía civil, a través de una demanda ante los Juzgados de Primera Instancia.

¿Cual es la diferencia entre una demanda y una denuncia por accidente?

  • La demanda se presenta ante la jurisdicción Civil, es un escrito donde se deben relatar unos hechos apoyados sobre unos fundamentos de derecho. Deberá de ser interpuesta por la persona que haya sido afectada directamente por los hechos actuando en su propio nombre o través de representantes legales. La demanda civil no conlleva en ningún caso pena de cárcel. Será necesaria la presencia de abogado en el acto de juicio para reclamar la indemnización, además si en la demanda se solicita una indemnización superior a los 2.000 euros, será también necesaria la presencia de un procurador. Además la vía civil puede llegar a tener costas en caso de no prosperar con éxito.
  • La Denuncia es por la vía Penal, y supone una mera comunicación de los hechos delictivos ante la Policía, un Juez o el Ministerio Fiscal. Puede realizarse tanto verbalmente como por escrito, no será necesario que la persona que interponga la denuncia haya sido la afectada directamente. En estos casos no será necesaria la representación de la víctima por un abogado pero tras poner la denuncia conviene poner el caso en manos de abogados de accidentes de tráfico, esto se hará mediante un escrito interpuesto ante el juzgado correspondiente. Siempre resultará más recomendable contar con los servicios profesionales de un abogado, y poder así estar orientado y asesorado debidamente durante el proceso.

Llámanos al 91 200 07 50 y resolveremos sus dudas sobre el accidente